Charla con un amigo, Raúl Ureña

raul-eiger-1

Hola Raúl, antes de nada, darte la enhorabuena por tu última carrera, el ultra Madrid-Segovia, y que este año has corrido con la mejor compañía…. ¿Qué tal es la experiencia correr una carrera con tu padre?                    

¡Muy buenas Antonio, campeón!

Antes que nada agradecerte estas preguntas, es todo un honor sinceramente el poder contestar esta entrevista para alguien tan buena persona como tú y para ese equipazo que es el Trail Running Puerto de Béjar. Yo no soy nadie en este mundillo aunque algunas carreras lleve ya en las patas, pero espero que con mis respuestas alguna cosilla os pueda aportar.

Efectivamente acabo de correr una carrera muy especial porque es mi décimo ultra de más de 100k y porque lo he hecho acompañando a mi padre. Ya lo hice en el pasado hará un par de años en los 101 Peregrinos de Ponferrada, y la experiencia es muy buena. Hay que cambiar el chip y adaptar el ritmo pero sé que este tipo de carreras se pasan mejor en compañía que en la soledad de los kilómetros y en esos momentos en los que la mente te dice que pares tener a alguien al lado ayuda, tanto en un sentido como en otro.

Además mi padre y yo empezamos a correr a la vez. Yo tenía 14 años y él 41 y desde entonces unas cuantas carreras de asfalto y montaña hemos compartido. 18 años ya que se dice pronto…

antonio-y-raul-madrid-segovia

Raúl, has corrido varios ultras, entre ellos, el Ultra del Mont Blanc, Gran Trail de Peñalara, Ancares, Travesera y este año el Eiger. De todas las carreras, ¿con cuál te quedas?

Es muy difícil por no decir imposible contestar a esta pregunta. De los 10 ultras que llevo en las piernas y otras carreras “equivalentes” como las por etapas Ancares y La Rioja Ultra Wine o las carreras de Picos, que son otro mundo, (UTPE, Travesera, Cainejo)… quedarse con una es complicadísimo.

Desde el punto de vista organizativo y de público, obviamente, me quedo con el UTMB. Aquello es el paraíso del Trail Running. Chamonix se llena de corredores durante una semana y la salida bajo los acordes de Vangelis encoge el estómago… sin embargo si te soy sincero es la carrera que menos he disfrutado corriendo. No tenía cuerpo ni para admirar el paisaje. Sin embargo este año en el Eiger, en otra zona de los Alpes preciosa también, no hubo tanta espectacularidad en la salida pero pude disfrutar de principio a fin de unos paisajes increíbles.

Desde el punto de vista personal te diría que el primer Gran Trail de Peñalara, porque era la primera vez que me enfrentaba a una prueba de más de 100k, con todas las dudas que eso conlleva y porque prepararla me permitió conocer a la enorme campeona Esther Guijo.

Pero realmente es muy difícil, cada carrera tiene lo suyo, tiene su encanto y su especialidad y en todas acabas hasta las narices pero luego las recuerdas con cariño jejeje.

¿Y el qué te ha parecido más duro?

Aquí lo tengo claro y no es uno, sino dos (ambas teniendo como resultado mi abandono). Travesera y Mont Blanc. La primera es inhumana y muy difícil de preparar si no eres de la zona. El terreno de Picos de Europa es muy específico y es imposible reproducir esas subidas y bajadas tan dantescas en otras zonas de la Península. Además es una carrera muy exigente en tiempos y los factores ambientales, especialmente la nieve, si no eres muy habilidoso como yo en ella, te restan mucho.

En cuanto al Mont Blanc… lo duro no fue correr hasta donde llegué, lo duro fue como acabé. Cuando te planteas un reto de esas características, lo de menos es ya correr la carrera, fueron muchos meses preparándonos y me pudo por un lado la tensión del momento y por otro la debilidad mental. Ha pasado un año ya desde que abandoné en Champex-Lac a 40 km de meta después de 130 en las piernas y soy consciente de que mi retirada fue más mental que física y la sufrí mucho, pero no descarto volver. Sin prisa eso sí.

raul-eiger-2

Yo nunca he corrido un ultra (pero todo llegará…) ¿qué es más importante, la preparación física o la preparación mental?

Ambas cosas. Lo uno puede a lo otro. Si tienes cuerpo nadie te garantiza llegar si cuando te flaquean las fuerzas no tienes una mentalidad poderosa para seguir adelante. Si no tienes cuerpo será difícil que llegues con éxito al final.

Yo soy una persona que me gusta preparar las carreras. Disfruto entrenando y de hecho muchas veces me salen mejores entrenos que luego las carreras en sí. Y es precisamente por el elemento mental. Cuando te enfrentas a una carrera tan larga en donde estarás una noche sin dormir (a veces más), lo peor que puedes hacer es pensar en eso justo antes de salir y ese suele ser mi error, el efecto salida que digo yo. Si consigues superar ese miedo escénico los primeros 40-50 kilómetros son fuerza física. Pero una vez que superas el ecuador, dejando a un lado lesiones que pueden acontecer, la fuerza mental adquiere todo su protagonismo.

Algo te acaba doliendo seguro en un ultra, aunque sea simplemente por cansancio. La fuerza física ahí ya sólo te vale para aguantar el ritmo tractor, pero la mente tiene que controlar todas las señales que el cuerpo le manda, diciendo que pares, que en la cama se está muy bien y no a esas horas por los montes.

Así que respondiendo a tu pregunta. Tan importante es lo uno, como lo otro, pero si tuviera que elegir te diría que la preparación mental es casi más importante.

¿En qué piensas  por ejemplo toda una noche corriendo en soledad?

En música, normalmente en Fito y Fitipaldis que el jodío entra en tu cabeza y no se va jajajajaja.

La verdad es que en muchas cosas. Y si te digo la verdad, nunca he corrido en soledad. Gran parte de los ultras y carreras largas los he hecho con Esther. Puede que estemos toda la noche sin cruzar más que dos o tres palabras entre nosotros, pero la conexión mental en ese momento es absoluta y la seguridad que da es fundamental. En los ultras que no he ido con ella he tenido la suerte de encontrarme a compañeros de viaje excepcionales de los que me acuerdo en cada ultra: Francisco Javier en la primera Madrid Segovia, Pedro en la segunda, Fernando en el segundo Gran Trail de Peñalara.  En un momento dado puede que el cuerpo te permita ir más fuerte que tu compañero, pero sabes que tarde o temprano también será a la inversa y las penas en compañía se pasan mejor jejeje.

De todas formas, aunque vayas en compañía es cierto que en un ultra se piensan muchas cosas. Pero no sólo en un ultra. Yo he tomado grandes decisiones de mi vida corriendo jajaja. Son momentos en los que la mente está lo suficientemente abierta como para pensar con profundidad. Siempre que el terreno lo permita claro, porque si el terreno es muy técnico la atención plena que eso exige te hace no pensar en nada más que en no pegarte un leñazo jejeje.

Vamos a pasar a hablar del material para una carrera de 100 km, dinos el material obligatorio que normalmente exigen en un ultra trail.

Antes de contestar me vas a permitir una cronología personal y una anécdota curiosa al respecto. Cuando me enfrenté por primera vez a un ultra, el Gran Trail de Peñalara, me tiré semanas leyendo foros, hablando con gente, para saber qué material llevar. No tenía ni idea y me daba miedo necesitar algo en un momento dado y no tenerlo. Antes de la carrera hice y deshice la mochila tres veces, repasando todo lo que llevaba, comprobando que cabía y lo podía manejar bien. Debía llevar como 2 o 3 kilos de cosas que no necesitaba, pero bueno… Hice también la bolsa intermedia con cosas que creía necesarias y muchos “por si…” Bueno. Finalmente decidí que ya estaba todo listo. Metí todo en el coche y me fui hacia la salida con mi familia. Asistí a la charla técnica, entregué la bolsa intermedia y faltando un par de horas para salir empecé a vestirme y… ¡zas! ¡Me había olvidado las zapatillas de correr en mi casa! Jajajajaja imagínate mi estado de nervios en ese momento. Menos mal que con la ayuda de mi familia las pude recoger a tiempo…

La verdad es que lo del material obligatorio al final lo interiorizas y cuando te enfrentas a un nuevo ultra no necesitas ni mirar el reglamento para meter todo lo necesario. Realmente es sentido común. A grandes rasgos se puede dividir en bloques:

  • Urgencias: en un ultra puede pasar de todo y te puede pasar en cualquier sitio. Por eso es necesario llevar encima pequeñas herramientas para gestionar los imprevistos. El principal creo que es la manta térmica. Si te lesionas a 2000 metros de altura y en un sitio de difícil acceso tendrás que esperar mucho tiempo hasta que te puedan atender o incluso si no es tan grave pero tienes que ir al punto de retirada más cercano, el nivel de actividad física ya no te hará generar calor suficiente y necesitas un aislante, la manta térmica, para evitar hipotermias. Después la venda elástica también es muy importante, por la misma razón una torcedura o una lesión imprevista. Con la venda podrás alcanzar el punto de retirada más cercano aliviando el dolor. También se suele exigir un silbato (muchas veces incluido en la propia mochila), importante si estás en un lugar de poca accesibilidad o visibilidad y necesitas ayuda. Y por supuesto el móvil, con batería suficiente para atender llamadas y con el número de la organización grabado por lo que pueda pasar.
  • Ropa de abrigo: este grupo de materiales no siempre es necesario. Dependerá del tipo de ultra y la época en que se corra. En el peor de los casos supondrá llevar malla larga o pirata con perneras y una capa intermedia térmica (que no sea algodón y en ciertos ultras te exigen un gramaje mínimo). Hoy en día hay marcas que hacen todo tipo de ropa ligera y compresiva en mayor o menor medida que mantienen el calor y ni ocupan ni pesa. En mi caso particular me encanta Hoko y sus prendas térmicas, pero es solo un ejemplo. También puede que se exijan en este grupo guantes y gorro, dependiendo del frío que pueda hacer.
  • Aislantes: en este grupo iría tanto los aislantes del frío y la lluvia, como los del calor. También depende de las condiciones meteorológicas y de la época del año en que se corra el ultra se exigirá o no. En cuanto a los aislantes del frío y de la lluvia en la mayoría de los ultras se dirá que sea una chaqueta de membrana no un simple cortavientos. En algunos además se ofrecerá la escala de medida de transpirabilidad e impermeabilidad necesaria. Hoy en día hay chaquetas de todos los tipos, unas más ligeras, otras más gruesas. Yo sí daría como consejo que a veces 100 gramos más ofrecen más utilidad que tener una membrana ultra ligera que en 2 horas está empapada. Otros elementos que se pueden exigir serán: guantes impermeables y sobrepantalón, aunque este último elemento no lo he utilizado nunca. Para aislarse del sol se exigirá gorra, buff o similar y seguramente recomienden crema para el sol aunque esto último será al gusto del consumidor.
  • Reserva alimentaria y de agua: también es básico. Aunque en todos los ultras hay avituallamientos, hay determinados alimentos que es mejor llevar uno porque se han testado y se han probado y el cuerpo lo asimila bien. Geles, pastillas de sales, barritas energéticas… tampoco hay que llevar muchas cosas, siempre que la organización haya facilitado el tipo de avituallamiento que habrá y de qué estarán compuestos y así nos hayamos podido planificar. En cuanto a la reserva de agua, se suele exigir dependiendo de la frecuencia de los avituallamientos un depósito de al menos un litro, ya sea en forma de camelback o de bidones. Además se suele pedir un vaso o recipiente para los líquidos que no son agua ya que en los avituallamientos no se suelen dar vasos (en el Decathlon se pueden encontrar fácilmente vasos plegables de silicona que son útiles, aunque yo he visto de todo en los ultras: pequeños tetrabriks cortados por arriba formando un vaso, recipientes de yogur, hasta tazas de acampada jejeje).
  • Elementos para la noche: Esto es lo último que habrá obligatorio. Serán frontal o frontales y luz trasera o elementos reflectantes. Dependiendo del ultra se exigirá solo un frontal y pilas de repuesto o además (si el ultra se alarga hasta casi una segunda noche) otro frontal de emergencia. La luz trasera busca sobre todo que puedas ser visto, tanto en posibles cruces con carreteras no cerradas al tráfico como para el resto de corredores. En el mercado hay una amplia variedad de frontales, aunque se suelen usar dos marcas: Led lenser y Petzl, con distintos modelos según potencia y duración. Para la luz trasera cualquier led rojo de los que venden para bicicletas es válido.

Y por supuesto ¡no os olvidéis de las zapatillas! Jajajaja

Como tú ya has corrido unos cuantos, dinos ¿qué material recomiendas llevar a parte del obligatorio?

La respuesta a esta pregunta depende un poco de cada uno y de las manías que se tengan. Si me parecería importante añadir al bloque de “elementos de urgencia”: algunas cosas más: antiinflamatorios, analgésicos y protectores estomacales. No con el fin de tomarlo por norma, sino para superar esas molestias o nauseas que también se dan y que pueden impedirte seguir. Compeed o similar para las ampollas y vaselina para esas incómodas rozaduras que pueden ser muy molestas. Todo esto no pesa ni ocupa casi espacio y puede ser muy útil en ciertos momentos.

Después yo recomendaría bastante llevar un segundo par de calcetines para el caso de que haya que cruzar ríos, pisar nieve o ir por zonas húmedas durante bastante tiempo. Perder unos minutos en cambiar unos calcetines muy mojados puede ayudar a evitar que haya ampollas posteriormente, aunque las zapatillas aún estén húmedas, pues tienden a secarse con el propio calor que se genera al correr y si son buenas zapatillas y no tienen gore tex se secarán rápido.

También es importante, dependiendo del tipo de ultra que sea, llevar bastones. En ultras rápidos y corribles como la Madrid Segovia o la Ruta Vetona, no son necesarios, pero en ultras de montaña son fundamentales para descargar los músculos y sujetarse en bajadas y subidas. Y tiene que ser un bastón robusto, nada de los bastones telescópicos que por muy buenos que sean como haya que hacer un apoyo mal dado se van al garete.

El tema de los GPS también ayuda por si uno se pierde, aunque hay que estar bastante familiarizado con ellos y a veces sólo sirven para meterte más ansiedad al ver que no pasan los kilómetros.

Finalmente y dependiendo de las condiciones meteorológicas puede ser útil llevar una segunda camiseta por si se suda mucho y manguitos que son útiles cuando hace frío pero no el suficiente para ponerse la ropa de abrigo intermedia.

¡Ah! ¡¡Y un bocata de jamón o similar para la mochila intermedia también puede ayudar!! jajaja

Supongo que en una carrera de tanta distancia serán muy importantes a parte de ir comiendo e hidratándote durante la carrera los avituallamientos..

Fundamental, tanto lo uno como lo otro, y no solo de agua vive el hombre. Lo ideal sería comer “algo” cada hora a partir de la segunda de carrera y beber un mínimo de medio litro de agua con sales entre avituallamientos. Esto como mínimo en condiciones normales de temperatura. También depende de cómo sea cada uno en cuanto a sudoración y tasa de reposición de líquidos. Yo por ejemplo bebo mucho porque me lo pide el cuerpo. Luego en los avituallamientos hay que intentar completar lo que uno lleva. Si hay algo “salado” sería ideal porque el cuerpo al final acaba harto de tanto sabor dulce con los geles de glucosa y las barritas.

De todas formas hay que aprender también a gestionar algo que es muy común en los ultras y que en mi caso personal suele pasarme casi siempre: que se te cierre el estómago y no puedas comer sólido. Lo que yo hago a partir de ahí es beber coca cola “batida” para que no tenga mucho gas. Es la única forma con la que consigo meter algo sólido al cuerpo y suele ser un elemento habitual en los avituallamientos. Si el cuerpo lo admite y es de noche algo de caldo (que también lo suele haber en los avituallamientos) también vendrá bien. Y si el cerrazón es muy grande, habría que llevar encima además de sales carbohidratos para disolver. El cuerpo necesita sacar la energía de alguna manera y con eso y geles debería poder seguir adelante. Al menos eso me salvó a mi el segundo Gran Trail de Peñalara en donde no pude comer nada sólido desde el kilómetro 40.

¿Qué  ropa utilizas para un ultra? ¿Cambias de ropa durante la carrera?

Depende mucho de la hora de inicio y del tipo de ultra. Si se empieza de día, suelo salir con malla y camiseta corta y si acaso manguitos. Si el ultra empieza de noche o de madrugada empiezo en malla larga o pirata y a lo mejor uso la capa intermedia. El chubasquero no lo uso salvo que sea estrictamente necesario.

Yo en cuanto a ropa confío bastante en Hoko. Es una marca española con relación calidad precio excepcional y tiene mucha variedad. Tienes mallas y camisetas de todo tipo de compresión y grosor y la durabilidad es bastante buena si sabes cuidar las prendas. Además evacúan muy bien el sudor. Es algo que hay que mirar mucho porque llevando mochila y cuando hace calor se suda mucho, hay que llevar prendas que no te hagan perder el calor y expulsen el agua y Hoko lo consigue aunque al principio cuesta acostumbrarse a la sensación de humedad exterior que dan.

Lo de la compresión es para todos los gustos. Yo suelo usar una camiseta de compresión suave y la malla de compresión media. El exceso de compresión me acaba agobiando. Las perneras a veces las uso y a veces no, depende del calor que haga y si llevo malla corta o pirata. Lo que sí puedo asegurar es que una vez fui sin nada compresivo y al final acabé con dolores musculares por todas partes, por lo que influencia tiene.

Para encontrar una prenda impermeable / transpirable que me gustase tuve que buscar bastante. Inicialmente tenía una chaqueta de Raidlight que es muy ligera y ocupa poco espacio, pero la forma que tenía de evacuar el agua no me gustaba, da sensación de frío y de humedad. Es preferible algo tipo goretex como las hace Lafuma o la que llevo ahora de Helly Hansen. Es más pesada y no es tan ajustada como las típicas de carrera pero el hecho de que tengan bolsillos (manía de algunas marcas de no poner bolsillos para aligerar…) y lo rápido que se seca lo compensan.

En cuanto a cambiar de ropa depende. Normalmente en los ultras te dejan llevar una o dos bolsas a puntos intermedios. En esa bolsa meto todo lo necesario para cambiarme de ropa de arriba abajo incluso un segundo par de zapatillas. Otra cosa es que lo utilice o no. Si sales de noche o madrugada en largo lo más probable es que necesites cambiarte a corto tarde o temprano. En la mochila de carrera suelo llevar una camiseta extra por si es un día de mucho calor pero no suele ser necesaria usarla y como te mencionaba antes sí llevo un segundo par de calcetines y si se me mojan los pies mucho los suelo cambiar para prevenir la formación de ampollas.

¿Cómo es el entrenamiento para un ultra? Porque se necesitará mucha acumulación de kilómetros para estas carreras..

Pues aquí hay bastante controversia. Yo soy de la opinión de que efectivamente los ultras hay que entrenarlos acumulando tanto trabajo de gimnasio como volumen de kilómetros (ya sea corriendo o en bicicleta para descansar las articulaciones), pero hay corredores que entrenan menos volumen y eso les permite llegar a los ultras más frescos.

En mi caso personal llevo dos años con un preparador físico, Juan del Campo, entrenador nacional de atletismo y preparador del Estudiantes de Baloncesto y de deportistas de otras disciplinas como Carlos Soria, el septuagenario montañero. Él suele planificar la temporada por las carreras que tenemos combinando cada semana un par de días de gimnasio, tanto de ejercicios de fuerza como posturales para fortalecer el core, con entrenos de rodaje de descanso, días de series largas (de 1k, 2k, 4k y hasta 8k controlados) y lo más importante los entrenos de acumulación en el fin de semana donde podemos llegar a 40k y 2000 positivos de desnivel, combinándolo con días de bici de 80-100k o en invierno días de montaña pura y dura.

Este trabajo tiene su pico a dos semanas de la carrera, a partir de lo cual sólo se hace un par de días más de intensidad pero ya sin acumular tantos kilómetros y descanso activo la última semana.

En semanas de acumulación lo normal es llegar hasta los 90-100k semanales corriendo, a veces más (preparando el Mont Blanc llegamos a tener una semana de 200k).

Entre pruebas Juan planifica también el descanso, haciendo entreno cruzado con bicicleta y piscina y gimnasio a base de estiramientos, elíptica y ejercicios de core.

En mi opinión tener alguien como Juan que te oriente es bastante aconsejable. La dificultad es encontrar a alguien con la suficiente apertura y flexibilidad como para planificar este tipo de pruebas tan alejadas de la disciplina atlética tradicional y que tenga en cuenta las limitaciones horarias que tenemos claro, que no nos dedicamos a esto. Juan marca la pauta pero luego hay que escuchar al cuerpo también y no comprometer entrenos futuros cuando no se tiene el día y antes que ganar lo único que haces es restar.

Danos tu opinión, ¿se ha convertido en una moda esto de correr ultras? Ahora, parece que si no corres un ultra, no es una buena carrera..

Es evidente que en los últimos años el boom del trail en general y el ultra en particular ha sido exponencial. Llevo 18 años corriendo y mi primera prueba de montaña no la corrí hasta hace 8 años, un Cross de la Cuerda Larga en Madrid. En aquel entonces no había que pegarse por un dorsal ni se agotaban en cuestión de segundos.

El problema de este deporte es que tiene unas limitaciones de volumen de participación muy clara. A lo que se añade que desde el punto de vista institucional cada vez se están poniendo más pegas al desarrollo de las pruebas. Mi club de montaña es el Tierra Trágame y conozco de cerca la organización de este tipo de eventos y cada vez es más difícil sacar adelante una prueba.

La “reacción” ante esto es que se están multiplicando las pruebas por la geografía española. Hasta en el rincón más recóndito hay una carrera de montaña, y muchas veces esto redunda en malas organizaciones que no tienen la experiencia necesaria para organizar una prueba en la que necesitas movilizar muchos voluntarios, avituallamientos, señalizaciones…

Hablando ya de los ultras, es cierto que hay como una especie de lucha entre organizadores y corredores de a ver quien la tiene más larga y más dura, y no busco el doble sentido. No se es consciente muchas veces de que una carrera no se monta de un día para otro, se necesita experiencia, se necesita control de situaciones impredecibles y lo que debería ser una fiesta deportiva, se acaba convirtiendo en un espectáculo dantesco. Hay que hacer un ejercicio de responsabilidad por parte de los organizadores, pero también por parte de los corredores que tenemos el dedo muy suelto a la hora de apuntarnos a las pruebas sin ver bien los perfiles, los tiempos de corte, el tipo de terreno…

Dicho esto, pongo el ejemplo del Ultra de la Covatilla que es la siguiente carrera en la que participaré. Su primera edición y hay información sobre la misma con muchos meses de antelación, el equipo técnico tiene tablas con un Miguel Angel Heras a la cabeza, se contestan las dudas y las inquietudes con prontitud… Luego podrán surgir imprevistos y aspectos a mejorar, pero a priori da buena espina. Y por el lado del corredor sabemos a lo que nos enfrentamos, una distancia de 82k y casi 5000 positivos técnicos al principio y más corribles al final. En una época del año donde puede que el tiempo no acompañe por lo que hay que ser previsor y llevar ropa de abrigo, etc…

En resumen. El hecho de que los ultras estén de moda no es malo. Lo que es malo es que esto nos genere actuar inconscientemente por encima de nuestras posibilidades tanto a organizadores como a corredores. Al final es como todo: prudencia y conocimiento de uno mismo.

¿Qué te gusta más, la maratón o el ultra?

Sin pensarlo. La ultra. o la maratón pero de montaña. De hecho he corrido ya más ultras y maratones de montaña que maratones de asfalto.

Son dos mundos distintos, en el asfalto se trata de mantener ritmos intensos durante un tiempo controlado y eso es mucho más estresante que los ultras y las maratones de montaña. En este tipo de pruebas se anda, se corre, se varía el paisaje, se pasan por fases muy diversas… es un mundo aparte.

Siempre digo que correr ultras es como la vida misma. Sabes cómo empiezas y puedes planificar ciertos aspectos del devenir de la prueba pero siempre vas a tener que luchar contra imprevistos y hacer frente a situaciones con paciencia y fortaleza mental. No se trata de ser el más rápido o el más fuerte, sino el más constante.

En este sentido siempre he reivindicado el papel femenino en los ultras. Si hay una prueba donde te digo que las mujeres dan mil vueltas a los hombres es en este tipo de carreras. De hecho es una de las escasas disciplinas en las que mujeres han sido ganadoras absolutas y no solo por categorías. Y sin embargo no hay visibilidad de este hecho. Seguimos teniendo una mentalidad machista de que este tipo de pruebas son para “super hombres”, e incluso las propias mujeres se cortan ante este hecho y no se apuntan o no se plantean el preparar estas pruebas. Son carreras físicas, pero también muy mentales y de tesón y constancia y ahí las mujeres tienen mucho ganado en general.

¿Tienes ilusión por hacer alguna carrera en especial?

Parecerá un comentario romántico, pero para mi la siguiente carrera que voy a hacer siempre es especial. Precisamente porque abre una serie de incertidumbres, de planificaciones, de preparaciones nueva y eso es lo que me gusta de las carreras. Brujulear por internet para ver fotografías, vídeos de las zonas por las que se pasa, crónicas de otros años si la prueba ya tiene un pasado, clasificaciones para ver la dureza de los puntos de paso…

Siendo más concreto sí te digo que quiero volver al Mont Blanc, pero no quiero ponerme plazo y tampoco lo voy a tener como un objetivo esencial. Creo que cometí muchos errores y que cambiando el chip mental puedo acabarlo y no volver a tirar la toalla. Pero antes que caminar hay que gatear y vamos paso a paso. Lo próximo es la Covatilla y ¡¡¡ese es el objetivo y la ilusión estos días!!!

raul-utpe

Cuéntanos alguna anécdota de alguna carrera que hayas hecho.

Jajajaja, si le preguntas a quien me conozca te dirá unas cuantas porque ¡soy gafe y siempre me pasa algo!

Ya te he contado lo de las zapatillas de mi primer Gran Trail de Peñalara, pero tengo otras varias: en ese mismo GTP me quedé sin frontal en medio de la noche subiendo por la Pedriza, me golpee contra una rama y el frontal se fue al garete. Tuve que recomponerlo como pude para seguir. Unos meses antes en el Maratón Alpino Madrileño metí el pie en un barrizal y cuando lo volví a sacar la zapatilla se me había quedado dentro. Por más que metía la mano no lograba encontrarla hasta que un espectador me ayudó a sacarla y estaba imponible obviamente. En mi segundo GTP se me rompió la cuerda de los bastones telescópicos y tuve que ir con ellos los últimos diez kilómetros como si fueran banderillas para que no se me desarmaran. En fin, que tengo unas cuantas para elegir jajaja.

Muchas gracias Raúl, te deseamos la mejor suerte para el Ultrail de la Covatilla, también participarán Oscar Hoya, de nuestro equipo Trail Running Puerto de Béjar y una amiga en común Eshter Guijo, a los que también deseamos mucha suerte.

Muchas gracias a ti Antonio. De verdad que es un placer contestar y hablar de estas cosas. Y mucha suerte a Oscar y a Esther. ¡Qué dos grandes campeones! ¡El año que viene te veo en la Covatilla con el dorsal puesto! ¡Un abrazo!

En el blog de Raúl (  http://orchidmetaljazz.blogspot.com.es/) podéis ver la otra gran pasión de Raúl, la música.

                     

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s